Skip to main content

Commitments and Convictions

En el HBR Ideacast número 48, discuten en la parte HBR In Brief un artículo muy interesante:

El resumen es este...




El artículo completo se puede comprar en:

http://harvardbusinessonline.hbsp.harvard.edu/b02/en/common/item_detail.jhtml?id=R0501H


Description:
How many of us keep pace day to day, upholding our obligations to our bosses, families, and the community, even as our overall satisfaction with work and quality of life decline? And, yet, our common response to the situation is: "I'm too busy to do anything about it now." Unfortunately, unless a personal or professional crisis strikes, very few of us step back, take stock of our day-to-day actions, and make a change. In this article, London Business School strategy professors Donald Sull and Dominic Houlder examine the reasons why a gap often exists between the things we value most and the ways we actually spend our time, money, and attention. They also suggest a practical approach to managing the gap. The framework they propose is based on their study of organizational commitments--the investments, promises, and contracts made today that bind companies to a future course of action. Such commitments can prevent organizations from responding effectively to change. A similar logic applies to personal commitments--the day-to-day decisions we make about how we allocate our precious resources. These decisions are individually small and, therefore, easy to lose sight of. When we do, a gap can develop between our commitments and our convictions. Sull and Houlder make no value judgments about the content of personal commitments; they've devised a somewhat dispassionate tool to help you take a thorough inventory of what matters to you most. It involves listing your most important values and assigning to each a percentage of your annual salary, the hours out of your week, and the amount of energy you devote. Using this exercise, you should be able to identify big gaps--stated values that receive little or none of your scarce resources or a single value that sucks a disproportionate share of resources--and change your allocations accordingly.
1 comment

Popular posts from this blog

La fábula de los tres hermanos... y sus dos moralejas

Estaba oyendo una canción de Silvio Rodríguez, "La Fábula de los Tres Hermanos" y la letra es especialmente interesante.

La puedo esquematizar de la siguiente forma:


ActitudConsecuenciaDescripciónPrimer hermanoIba siempre viendo al suelo (esclavo de la precaución)Se encorvó y no llegó lejos con su corta vision. El hiper-precavidoSegundo hermanoIba siempre viendo al horizonteNo miraba el día a día y vivía cayéndose El idealista-soñadorTercer hermanoUna pupila llevaba arriba
y la otra en el andar.Mirada extraviada… ojo puesto en todo
ya ni sabe lo que ve.El controla-todo Pienso que la moraleja de esta fábula puede tener dos versiones:1) Moraleja pesimista: no importa la actitud que tomés... nunca vas a llegar a lo que te propongás.2) Moraleja realista: la vida es un balance, no podés ir solo de idealista ni tampoco solo vivir de precauciones, y una actitud mezclada tampoco es buena en el sentido de querer controlarlo todo....

El balance en la vida consistirá en que …

Dialogo final del Show de Truman

Hace ya semanas que quería poner el diálogo final de la película El Show de Truman, pero no había tenido tiempo.

Me gusta este diálogo porque muestra el dilema en que más de alguna vez en la vida se encuentra toda persona... el dilema de seguir estando en un lugar "seguro", entendiéndose este lugar seguro como un ambiente, un comportamiento, unos hábitos, etc....

Incluso hay tantas voces subjetivas y objetivas que me reclaman el quedarme en "mi zona de confort"....

Lo bonito es que fuera de esa zona de confort es donde verdaderamente encuentro la felicidad, la felicidad de la libertad, de una vida sin mentiras y desarrollando mis talentos al máximo, en servicio de los demás seres humanos, para hacer de este mundo un lugar mejor para todos, donde quiero procurar que todos encuentren su felicidad, sabiendo que esa felicidad aquí será la preparación para la siguiente fase (independiente de la religión de cada uno)...

Aquí dejo el díalogo final con las presiones que sufre …

Háblame Señor

Ayer estaba en Misa (7pm) y oí una canción que siempre me ha gustado... se llama háblame señor, y la letra es la siguiente... tengo que conseguir un buen MP3 con estas canciones de Misa... ya he ido consiguiendo algunas...

Háblame, Señor (Canto)Yo siento, Señor, que tú me amas.
Yo siento, Señor que te puedo amar.
Háblame, Señor, que tu siervo escucha.
Háblame, )qué quieres de mí?
Señor, tú has sido grande para mí,
en el desierto de mi vida (háblame!Yo quiero estar dispuesto a todo,
toma mi ser, mi corazón es para ti.
Por eso canto tus maravillas, por eso canto tu amor....
Te alabo, Jesús, por tu gradeza,
mil gracias te doy por tu gran amor.
Heme aquí, Señor, para acompañarte.
Heme aquí, )qué quieres de mí?
Señor, tú has sido grande para mí,
en el desierto de mi vida (háblame!