Skip to main content

Nunca es tarde para empezar de nuevo

Para lo que vale la pena, nunca es tarde.  No hay límite de tiempo, detente cuando quieras.  Puedes cambiar o seguir siendo lo mismo, no hay reglas en esto.  Podemos hacer lo mejor o lo peor de esto.  Espero que hagas lo mejor.  Espero que veas cosas que te maravillen.  Espero que sientas cosas que nunca habías sentido.  Espero que encuentres personas con diferentes puntos de vista al tuyo.  Espero que vivas una vida de la que te sientas orgulloso.  Y si en algún momento te encuentras que no estás orgulloso de lo que has hecho en la vida, espero que tengas la fuerza y el corage para empezar de nuevo.

(Tomado de la película Benjamin Button)


For what it's worth: it's never too late or, in my case, too early to be whoever you want to be. There's no time limit, stop whenever you want. You can change or stay the same, there are no rules to this thing. We can make the best or the worst of it. I hope you make the best of it. And I hope you see things that startle you. I hope you feel things you never felt before. I hope you meet people with a different point of view. I hope you live a life you're proud of. If you find that you're not, I hope you have the strength to start all over again. 



Post a Comment

Popular posts from this blog

La fábula de los tres hermanos... y sus dos moralejas

Estaba oyendo una canción de Silvio Rodríguez, "La Fábula de los Tres Hermanos" y la letra es especialmente interesante.

La puedo esquematizar de la siguiente forma:


ActitudConsecuenciaDescripciónPrimer hermanoIba siempre viendo al suelo (esclavo de la precaución)Se encorvó y no llegó lejos con su corta vision. El hiper-precavidoSegundo hermanoIba siempre viendo al horizonteNo miraba el día a día y vivía cayéndose El idealista-soñadorTercer hermanoUna pupila llevaba arriba
y la otra en el andar.Mirada extraviada… ojo puesto en todo
ya ni sabe lo que ve.El controla-todo Pienso que la moraleja de esta fábula puede tener dos versiones:1) Moraleja pesimista: no importa la actitud que tomés... nunca vas a llegar a lo que te propongás.2) Moraleja realista: la vida es un balance, no podés ir solo de idealista ni tampoco solo vivir de precauciones, y una actitud mezclada tampoco es buena en el sentido de querer controlarlo todo....

El balance en la vida consistirá en que …

Dialogo final del Show de Truman

Hace ya semanas que quería poner el diálogo final de la película El Show de Truman, pero no había tenido tiempo.

Me gusta este diálogo porque muestra el dilema en que más de alguna vez en la vida se encuentra toda persona... el dilema de seguir estando en un lugar "seguro", entendiéndose este lugar seguro como un ambiente, un comportamiento, unos hábitos, etc....

Incluso hay tantas voces subjetivas y objetivas que me reclaman el quedarme en "mi zona de confort"....

Lo bonito es que fuera de esa zona de confort es donde verdaderamente encuentro la felicidad, la felicidad de la libertad, de una vida sin mentiras y desarrollando mis talentos al máximo, en servicio de los demás seres humanos, para hacer de este mundo un lugar mejor para todos, donde quiero procurar que todos encuentren su felicidad, sabiendo que esa felicidad aquí será la preparación para la siguiente fase (independiente de la religión de cada uno)...

Aquí dejo el díalogo final con las presiones que sufre …

Háblame Señor

Ayer estaba en Misa (7pm) y oí una canción que siempre me ha gustado... se llama háblame señor, y la letra es la siguiente... tengo que conseguir un buen MP3 con estas canciones de Misa... ya he ido consiguiendo algunas...

Háblame, Señor (Canto)Yo siento, Señor, que tú me amas.
Yo siento, Señor que te puedo amar.
Háblame, Señor, que tu siervo escucha.
Háblame, )qué quieres de mí?
Señor, tú has sido grande para mí,
en el desierto de mi vida (háblame!Yo quiero estar dispuesto a todo,
toma mi ser, mi corazón es para ti.
Por eso canto tus maravillas, por eso canto tu amor....
Te alabo, Jesús, por tu gradeza,
mil gracias te doy por tu gran amor.
Heme aquí, Señor, para acompañarte.
Heme aquí, )qué quieres de mí?
Señor, tú has sido grande para mí,
en el desierto de mi vida (háblame!